Avispas

19
May

Picaduras de Abejas o Avispas

Las abejas están en peligro de extinción, no está permitido eliminarlas.
Cehiman cuando recibe un aviso por parte del cliente con problemas de abejas, envía un profesional para gestionar el enjambre y retirarlas e instalarlas en una colmena y ejecuta los protocolos pertinentes según RD 608/2006 y RD 109/1995. Las abejas están consideradas como “ganado semoviente” productivo. Por lo tanto, están protegidas y no se las puede matar.

Las avispas tienen son otra especie y los servicio de Cehiman de control de plagas para tratamientos de avisperos le ofrecen una solución profesional y eficaz de eliminación de avispas de forma rápida y eficaz con respuesta garantizada en 24 horas, horarios que se adaptan a sus necesidades, técnicos con experiencia para resolver todos sus problemas con las avispas.
Llame al 918168815 – 606945021  le daremos ayuda, si la necesita, para la eliminación de avispas de su hogar.

Si desea más información sobre las Picaduras de Abejas o Avispas. por favor siga leyendo.

El tamaño de las abejas y las avispas es similar, el zumbido también, pero si nos pica, no es lo mismo que sea una avispa que una abeja.

La abeja al contrario tiene el cuerpo más grueso, se diría que la abeja es gorda y la avispa es delgada. Suele ser peluda y su color, amarillo y negro pero difuminado, no se notan tan claramente los colores, incluso se adivinan naranjas.

La avispa tiene un cuerpo más delgado y estilizado. Se dice que la gente tiene cintura de avispa, y es porque las avispas tienen el cuerpo dividido en dos partes. Sus colores son negros y amarillos con mucho contraste.

Pero la diferencia importante entre las avispas y las abejas, sin entrar en cuáles son más trabajadoras o más beneficiosas para el hombre, es que cuando una abeja pica, deja clavado su aguijón en la piel y muere. En cambio la avispa, cuando pica, mete el aguijón y lo vuelve a sacar y no muere.

Según los expertos un 3% población es alérgica al veneno de avispas y abejas.

Así lo ha asegurado a EFE la jefa del Servicio de Alergia del Hospital La Fe de Valencia, Dolores Hernández, quien con motivo de los meses de primavera y verano ha alertado de las reacciones que pueden sufrir los alérgicos a las picaduras de estos insectos.

Aunque las picaduras de insectos producen habitualmente molestias locales que suelen durar uno o dos días y desaparecen sin secuelas, en el caso de las avispas y las abejas el veneno que inyectan pueden provocar reacciones alérgicas de gravedad en personas sensibilizadas.

“No es una alergia de las más frecuentes, es esporádica pero de alto riesgo”, ha señalado la alergóloga, quien ha indicado que las personas que deben tener más precaución son los que están habitualmente expuestas a estos insectos.

Profesiones de alto riesgo son las de bomberos, camioneros, jardineros, forestales, policías, agricultores, apicultores, investigadores, floristas y, en general, todos aquellos que realizan su actividad al aire libre.
La picadura de estos insectos puede llegar a producir desde manifestaciones cutáneas a síntomas como dificultad respiratoria, hinchazón, náuseas, vómitos, diarrea, calambres, mareo y pérdida de conocimiento, reacciones anafilácticas graves que si no se tratan rápidamente pueden llegar a ser mortales.

En el caso de que el afectado ya sepa que es alérgico al veneno de estos insectos, se recomienda que lleve siempre encima un dispositivo de adrenalina autoinyectable y que conozca su forma de administración por si requiriera el tratamiento de urgencia.

El tratamiento preventivo se realiza mediante la administración de inmunoterapia con venenos, eficaz en el 97% de los casos, ya que disminuye la sensibilización a venenos y el riesgo de reacciones graves tras las picaduras.

El servicio de Alergia del Hospital La Fe de Valencia dispone de la página web alergialafe.org, donde cualquier usuario puede obtener información sobre ésta u otros tipos de alergias.

Hernández ha indicado que otra opción es hacer una “desensibilización“, lo que supone administrar veneno al alérgico hasta hacerle tolerante al mismo. “Es muy eficaz para reducir la alergia y después de administrarle la vacuna disminuye los niveles de alergia hasta límites negativos y también se reduce la gravedad de las reacciones”, ha explicado.

Según la alergóloga, algunos centros en España avalan la eficacia de las vacunas con el denominado test de la repicadura, propiciando la picadura de la avispa o la abeja de forma controlada, algo que debe realizarse de forma hospitalaria, según ha indicado.

14
Ene

Avispas con la llegada de la primavera y verano

Las avispas pueden ser molestas al ser humano debido a sus dolorosas picaduras. Para personas con una sensibilidad alérgica, una simple picadura puede ser incluso fatal.

Consulte nuestro servicio de FUMIGACIÓN para librarse de la presencia de las AVISPAS.