Cucarachas

13
Dic

Ganar la batalla contra las cucarachas

Si queremos ganar la batalla contra las cucarachas es importante que conozcamos donde viven y como se reproducen para poder eliminarlas.

Curiosidades de las CUCARACHAS

  1. Expertos estiman que las cucarachas llevan viviendo en el planeta tierra más de 280 millones de años y en la actualidad se tienen catalogadas unas 4.000 especies de cucarachas.
  2. El tamaño promedio de una cucaracha es de entre 2 a 5 cm sin embargo existe un tipo de cucaracha la cual vive en Sudamérica que mide un promedio de 15 cm.
  3. Debido a que son insectos de sangre fría las cucarachas pueden vivir más de un mes sin comida, aunque solo sobrevivirán una semana si no tienen agua. 
  4. Las cucarachas respiran a través de todo su cuerpo y es por esta razón que pueden vivir una semana sin cabeza, de echo ellas mueren porque sin su cabeza ya no pueden beber agua.
  5. Por más impresionante que parezca una cucaracha puede aguantar su respiración más de 30 minutos, así que si se piensa en ahogar a una hay que dejarla bajo el agua un largo tiempo.
  6. La cucaracha promedio pude correr más de 5 km sin detenerse, así que pueden propagar gérmenes por toda la casa de una manera muy rápida.
  7. La cucaracha alemana es la más común a nivel mundial y lo más increíble del caso es que este tipo de cucaracha llega a ser adulta en tan solo 36 días y para entonces ya se pueden reproducir.
  8. Estudios han demostrado que las cucarachas son atraídas fácilmente por bebidas alcohólicas, principalmente por la cerveza o cualquier bebida dulce.
  9. Por más desagradable que parezca las cucarachas son comidas en distintos países asiáticos principalmente en China.
  10. Debido a la rapidez con la que las cucarachas pueden reproducirse una casa infestada con ellas tiene un promedio de 20.000 cucarachas de todas las edades escondidas en cada rincón.
11
Jun

Con el calor aparecen más Cucarachas

Cehiman Cucarachas, desinsectación

Cuando llega la primavera las plagas empiezan a proliferar, si a esto le sumamos que este año ha sido especialmente lluvioso y que como viene siendo costumbre en los últimos años, pasamos del invierno al calor directamente, con temperaturas veraniegas, tenemos como resultado que se produce una explosión de toda clase de insectos.

Los insectos necesitan, para reproducirse de forma adecuada, unos factores determinados de calor y humedad. Este año, estos factores están en unas cotas ideales, lo cual presagia que la temporada de control de las plagas va a ser muy complicado.

Cehiman empresa de Control de Plagas en Madrid

Las cucarachas es una de las plagas que más actividad presentan con la subida de las temperaturas pues les permite salir al exterior. Normalmente se encuentran en el
alcantarillado en el caso de la cucaracha americana (periplaneta americana) y negra (blatta arientaliis) o en los motores de los electrodomésticos de la cocina como es el caso de la cucaracha alemana (blatella germanica). Las cucarachas son muy sensibles al frío, al subir la temperatura exterior. La elevación de temperaturas es la que permite a las cucarachas salir a las superficies que con temperaturas frías no podrían. Esto es lo que favorece mucho la dispersión y la difusión de la plaga de cucarachas por todos los entornos urbanos.

Las cucarachas son posibles vectores de enfermedades como disentería, gastroenteritis, fiebre tifoidea y poliomielitis. Su dieta es omnívora e incluye sustancias en fermentación, vendajes sépticos contaminados, cabello, cuero, pergamino, papel pintado, heces y alimentos para consumo humano. La contaminación de los alimentos puede producirse por transferencia mecánica de los agentes patógenos del cuerpo del insecto o por transmisión fecal.

Las cucarachas y sus heces pueden provocar reacciones alérgicas, sobre todo en personas propensas, como los asmáticos. La exposición puede ser por ingestión o por inhalación de materiales derivados de cucarachas en el polvo transportado en el aire. Los alimentos pueden estar contaminados también con el característico olor de las cucarachas, procedente de las heces y las secreciones de las glándulas salivales/abdominales, o por la presencia de insectos muertos.de producirse por transferencia mecánica de los agentes patógenos del cuerpo del insecto o por transmisión fecal.

16
Feb

Cucaracha antigua del género Ectobius se creía que era originaria de Europa

Cucarachas Ectobius se encontraron en América y podría haberse originado en este continente.

Estas cucarachas del género Ectobius, con un historial de fósiles en Europa que se remonta a 44 millones de años y que se creía exclusiva del Viejo Mundo, se ha encontrado en América y podría haberse originado allí, según un estudio publicado recientemente.
El artículo, en la revista Annals of the Entomological Society of America, señala que las cucarachas Ectobius son un ejemplo clásico de un organismo invasor y son las más comunes en una gran región desde el norte de Europa al extremo sur de África.
Se han hallado fósiles de estos insectos incrustados en ámbar en el Báltico.
El género lleva el nombre de Ectobius Stephens, el científico que lo describió primero en 1835 como perteneciente a la familia Blattellidae, subfamilia Ectobiine.
La cucaracha adulta alcanza una longitud de entre seis y 12 milímetros y la mayor parte de su cuerpo es marrón amarillento, con un borde de tono más claro. Las hembras habitualmente son más grandes que los machos y tienen alas más cortas, en tanto que las alas de los machos cubren al menos todo el abdomen.
Recientemente se descubrió una especie antigua de Ectobious en la formación Green River, que data de 49 millones de años, cerca de Rifle, en Colorado (EU), en sedimentos que son unos cinco millones más antiguos que los especímenes en ámbar del Báltico.
El artículo señala que esas cucarachas se extinguieron, por razones desconocidas, en América del Norte, pero es evidente que sobrevivieron del otro lado del Atlántico y, especialmente en Europa occidental.
El investigador Conrad Labandeira escribió que hace unos sesenta y cinco años varios entomólogos en el nordeste de Estados Unidos notaron la presencia de cuatro especies de Ectobius en América del Norte.
“Siempre se presumió que éstas cuatro especies eran las primeras cucarachas Ectobius que vivieron en América del Norte” , añadió. “Pero el descubrimiento en Colorado demuestra que sus parientes estaban en América hace casi 50 millones de años”.

26
Jun

Las cucarachas nacen, crecen, se reproducen y… evitan la glucosa para sobrevivir

Las cucarachas suelen ser omnívoras y según la leyenda urbana resistirían a una guerra nuclear.

Con su sabio instintivo huyen de las trampas e incluso modifican su alimentación para evitar los cebos. Un grupo de científicos ha descubierto que la especie Blattella germanica ha mutado con el fin de asegurar su supervivencia.

Según Coby Schal, entomólogo de la Universidad de Carolina del Norte, esta especie de cucaracha ha desarrollado una aversión a lo dulce, pues los cebos suelen incluir glucosa en su composición: “En este estudio hemos documentado que hay muchas poblaciones de cucarachas que se han desarrollado una resistencia o una aversión a la glucosa. Hemos determinado el neuro-mecanismo que subyace de este comportamiento. Desde una perspectiva práctica nos dice que tenemos que modificar los cebos que utilizamos para controlar las cucarachas y variar su composición.”

En este laboratorio de la Universidad Estatal de Carolina del Norte realizaron pruebas dando a los insectos diferentes tipos de comida. El experimento demostró que las cucarachas mutantes desechan lo dulce.

“Hemos desarrollado una especie de carrera armamentista contra las cucarachas desde tiempos inmemoriales. Las cucarachas han tenido que lidiar y sobrevivir con plantas millones de años antes que nosotros. Por ello, éste es sólo un capítulo más en su supervivencia. Y ahora parece que están desarrollando una mutación, los fabricantes de cebos tendrán que tener en cuenta esa aversión a la glucosa.”

En los últimos 30 años la glucosa se ha utilizado como cebo junto al veneno, lo que significa, que las cucarachas han tardado sólo tres décadas en evolucionar y adaptarse mejor a su entorno. Aunque de momento no pueden resistir al insecticida, sin embargo han conseguido no caer en la trampa.

7
Abr

Cucarachas, asma y propagación de bacterias

La presencia de cucarachas en edificios habitados tiene consecuencias negativas para la salud humana. Determinadas proteinas (alérgenos) que se hallan en los excrementos, saliva y cuerpo de estos insectos pueden causar reacciones alérgicas o desencadenar síntomas de asma, especialmente en niños. También son excelentes transportadores de una gran variedad de microbios patógenos, como E.coli y Salmonela.

Alergia y asma

Las cucarachas viven en una amplia gama de entornos en todo el mundo, preferentemente en ambientes templados, y muy comúnmente en edificios de ciudades densamente pobladas, donde la temperatura les es propicia y tienen fácil acceso a agua y alimentos. Estos insectos, principalmente nocturnos, pueden llegar a vivir hasta tres meses sin comida y un mes sin agua.

La presencia de cucarachas en edificios tiene muchas consecuencias negativas para la salud debido a los alérgenos que se encuentran en heces, saliva y cuerpo de los insectos, capaces de originar reacciones alérgicas o síntomas de asma.

La alergia a las cucarachas fué reportada por primera vez en 1943, al observarse que algunos pacientes desarrollaban erupciones en la piel inmediatamente después de estar en contacto con los insectos. Pruebas cutáneas de alergia se desarrollaron en 1959, confirmándose la alergia de los pacientes a las cucarachas y estudios posteriores han establecido claramente la capacidad de los alérgenos de estos insectos para actuar como desencadenantes de ataques agudos de asma.

Según datos del estudio National Cooperative Inner-City Asthma Study (NCICAS), realizado en ocho ciudades de EEUU, los niños con un test de alergia positivo para alérgenos a cucarachas y una alta exposición a estos en el dormitorio, son más propensos a tener sibilancias, faltar a clase, pasar noches sin dormir y realizar vivitas al médico u hospitalizaciones por asma.

Aproximadamente del 23% al 60% de los residentes urbanos con asma son sensibles a los alérgenos de las cucarachas y este hecho no se limita a los niños. El estudio también halló que la alergia a las cucarachas se asocia con asma más grave entre los pacientes asmáticos de edad avanzada en la ciudad de Nueva York.

El asma es una enfermedad respiratoria crónica grave, que afecta directamente a la calidad de vida de casi 25 millones de estadounidenses, con una estimación de 7 millones de niños afectados.

Propagación de bacterias

Las cucarachas también pueden ser nocivas para la salud al transportar pasivamente microbios en la superficie de su cuerpo, incluyendo patógenos que son potencialmente peligrosos para los seres humanos, estando implicadas en la propagación de hasta 33 tipos de bacterias, incluyendo E. coli y algunas especies de Salmonella, gusanos parásitos y otros tipos de patógenos humanos.

E. coli y Salmonella son causas clásicas de intoxicación alimentaria o gastroenteritis, con síntomas comunes que incluyen dolor abdominal y estomacales severo, diarrea, náuseas y vómitos, siendo necesaria en ocasiones la hospitalización. Incluso, en casos raros, las bacterias pueden pasar al torrente sanguíneo y causar infecciones que amenazan la vida.

Protegerse de las cucarachas

Es posible mitigar los problemas de cucarachas y proteger la salud con una barrera de exclusión y con la limpieza. La barrera de exclusión previene la entrada de las cucarachas a la casa, a través de lugares como pequeñas grietas en las paredes, espacios cercanos a las tomas de corriente eléctrica o los desagües. Asimismo, tener un hogar limpio hará que sea menos atractivo para las cucarachas.

Algunos aspectos a tener en cuenta para prevenir su presencia:

  • Mantener las superficies, fregaderos, mesas y suelo limpios. Eliminar los restos de comida.
  • Guardar los alimentos en recipientes herméticos y no dejar comida fuera (incluyendo los alimentos para mascotas)
  • Sellar las grietas y huecos en las paredes y suelos, alrededor de cañerias, tomas de corriente y placas de interruptores.
  • Dejar correr regularmente el agua en baños y lavabos poco utilizados.
  • Revisar los artículos de alimentación antes de guardarlos.

Finalmente, si a pesar de todas estas medidas descubre una infestación de cucarachas en su casa, póngase en contacto con un profesional del control de plagas para obtener ayuda, tanto con la eliminación como con la prevención de una re-infestación después del tratamiento.

Fuente: www.pestworld.org