Procesionaria: Habita en pinos, cedros y abetos

La fase preocupante es la larvaria, pues las orugas están recubiertas de pelos urticantes, que irritan y provocan intensas reacciones alérgicas, incluso aunque no haya contacto directo, pues se desprenden y flotan en el ambiente. Debido a estas fuertes reacciones es importante tomar medidas en casos de procesionaria.

Los adultos son mariposas que se aparean en verano, y ponen los huevos en las acículas de los árboles (unos 200 por hembra). Las orugas nacen al mes más o menos, pero pasan por distintos estadios hasta que al año siguiente son adultos. Primero construyen tenues nidos de seda, y durante los tres primeros estadios se alimentan de las acículas del árbol. En el tercer estadio forman también los bolsones en las ramas más soleadas. El cuarto estadio es el más variable, entre uno y varios meses, para en la primavera dar lugar al quinto y último estadio. Durante el quinto estadio es cuando más sufre el árbol, pues son capaces de defoliarlo completamente, y también es cuando las orugas abandonan el árbol para enterrarse en zonas frías y construir crisálidas de las que saldrá la mariposa adulta. Es curioso que la procesión de abandono el árbol en busca de lugar de enterramiento la inicia siempre una hembra.

Aunque la fase perjudicial sea la de oruga hay que llevar a cabo un control integrado, no es un problema que se pueda sólo atacar cuando la oruga está activa, hay que valorar que ataque efectuar y en qué época con tiempo suficiente, no cuando el problema ya está en auge y entonces es posible que sólo haya algunas vías de actuación disponibles. Hay métodos de lucha muy efectivos que requieren una planificación grande y se tienen que efectuar meses antes de que la oruga se vea.

Hay lucha física (se cortan, rompen y queman los bolsones), química (trampas de feromonas, insecticidas… son más efectivos en los primeros estadios, antes de la primavera, endoterapia vegetal…) y biológica (mediante la bacteria Bacillus thuringiensis o con aves insectívoras).

Se trata de una plaga típicamente mediterránea que se distribuye por España, Portugal, Francia, Italia, zonas costeras de Grecia, Turquía, Siria, Líbano, Palestina, Israel, Egipto, Libia, Túnez, Argelia, Marruecos, en algunas zonas de Alemania, Suiza, Hungría y Bulgaria. En España puede localizarse por toda la Península y en Baleares.

Noticias actuales de febrero sobre Procesionaria:

La zona de Levante está gravemente afectada por esta plaga, son muchos los municipios que muestran su situación. Se han visto bolsones y orugas tanto en sitios urbanos como en parajes más naturales. De momento no ha habido muchos afectados, pero no tardará en haberlos por la proximidad de las zonas residenciales o de paseo afectadas. Villena, Santa Pola, Elche, Mazarrón, Aspe son algunos de los municipios afectados. Los últimos días con fuertes rachas de viento sólo han empeorado la situación, pues los pelos urticantes se distribuyen más.

Comments are closed.